miércoles, 11 de junio de 2014

Pesimismo por “nuestro cine”


Pese al éxito “puntual” de algunas películas españolas, encabezadas por OCHO APELLIDOS VASCOS, la situación del cine español es peor cada día.

- Àlex Brendemühl, actor protagonista de STELLA CADENTE, película sobre el rey “olvidado” Amadeo de Saboya que ha dirigido y producido Lluis Miñarro, confiesa que: «Está siendo complicado poder vivir del cine (…) Los ministros escuchan las protestas por los recortes en educación, sanidad y cultura con cara de “merluza”».

- Xavier Bru de Sala confiesa en su columna de “El Periódico” que «pese a que hay más talento que nunca… el cine se ahoga (“boqueja” en el original catalán) por falta de aire y es muy urgente asistirlo».

- Carlos Marques-Marcet, director de 10.000 KM, escribe en la revista de la Academia: «los baches con los que hay que trabajar en España son los que son, pero también hay mucha gente con ganas de contar historias. Es una pena porque si hubiese un poco más de agua para regar la creatividad, en España viviríamos un momento muy dorado».

- Antonio Carballo en el editorial de su veterana revista “Cine Informe” comenta que «Las relaciones entre la Industria y el Estado están en el peor momento de su historia». Y detalla: «El gobierno del PP está utilizando su mayoría absoluta para aplicar una política de inacción y oídos sordos ante las razonadas peticiones de la Industria. El tiempo va pasando y el resultado es la asfixia por la peor de las censuras: la censura económica».

No hay comentarios:

Publicar un comentario