viernes, 8 de marzo de 2013

El DRAMANAGEMENT, nueva salida para la crisis del Cine


Este tipo de cine que inició su carrera en los 70 ahora vuelve con fuerza. Ángel Sala, director del festival de Sitges, siempre “pionero” en sus iniciativas, ha incorporado a la próxima edición del festival una nueva sección para este tipo de productos.

Se trata de un cine concebido “específicamente” como lanzamiento de una marca, que a través de una pedagogía de empleados consigue una promoción empresarial.

Aclaramos el entrecomillado de “específicamente” porque siempre ha servido el Cine para que el Gobierno de Turno o la Gran Empresa Favorita seleccionara, en sus ayudas “especiales”, al producto que estaba acorde con su ideología. Recordamos, con centenares de ejemplos, que en la época franquista los guionistas se reunían para elegir el argumento que “alababa” alguna gesta patriótica para conseguir “interés especial”. Y siempre la “publicidad indirecta” de bebidas o marcas ha sido una fuente de ingresos para la Productora.

Pero el “DRAMANAGEMENT” no tiene ningún rubor en manifestar sus intenciones y convertir la gran potencia del audiovisual, con la excusa de la enseñanza del “manager”, para promocionar conductas o caminos a seguir. Y en época de crisis cualquier salida es bienvenida para financiar producciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario