lunes, 5 de diciembre de 2011

Subvencionar los doblajes es subvencionar la ignorancia


«Ojalá los gobiernos aprovechen los tristes recortes presupuestarios para dejar de subvencionar doblajes al español y al catalán».

Estas son frases del escritor y director de cine Augusto M. Torres en La Vanguardia (contraportada de Lluis Amiguet).

Propone  a la Generalitat «que dediquen pues los fondos que subvencionan los doblajes al catalán a  producir cine catalán en catalán. ¡Eso si es que invertir en la cultura de un país! Cada céntimo de euro que se invierte en cultura retorna al contribuyente multiplicado por diez: no solo en dinero, sino en  marca y prestigio».

El director madrileño refiriéndose a VICKY, CRISTINA, BARCELONA como ejemplo añade, en otra parte de la entrevista: «Cada céntimo-empezando por los que hicieron que llevara Barcelona en el título ha retornado a esta ciudad en hoteles, taxis y tasas de todo tipo: la película ha animado a miles de visitantes a venir a Barcelona».

El último párrafo que hemos transcrito aclara la buena inversión, criticada por muchos, que hizo el Ayuntamiento de la Ciudad Condal subvencionando el film de Woody Allen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario